El primer procedimiento de clipaje de aneurisma

En el hospital UTPL, el Dr. Marlon Reyes, neurocirujano adscrito de la casa de salud, ha realizado el primer procedimiento de clipaje de aneurisma, este procedimiento se realizó a un paciente de aproximadamente 78 años, quien padecía hace un mes, dolores de cabeza intensos, rigidez en la nuca y signos de hipertensión endocraneal. Previamente había sido atendido por un grupo de galenos de la localidad quienes diagnosticaron y posteriormente refirieron al paciente a las instalaciones de Hospital UTPL para realizar el procedimiento denominado clipaje de aneurisma.

Reyes señala que, los exámenes preliminares que se realizaron fueron una angioresonancia cerebral, en donde se determinó que, a nivel de la arteria cerebral media, en el área de su bifurcación, se encontraba un aneurisma de tipo sésil de aproximadamente 4-5 mm de largo por 4 mm de espesor, un aneurisma que se logró extraer fácilmente. En el procedimiento que duró aproximadamente 3 horas, se realizó una craneotomía fronto-pterional y una apertura de la cisura de silvio, se disecó hasta el tronco de la arteria cerebral media, para poder observar las dos ramificaciones, superior e inferior, precisamente a partir de la bifurcación fue en donde se encontraba este aneurisma, el cual se retiró de forma exitosa y sin complicaciones.

Para poder realizar este procedimiento los insumos médicos que no se tenían en Loja se tuvieron que traer de otra ciudad, de esta forma se garantizó que la cirugía se lleve a cabo de una forma adecuada, con los lineamientos, parámetros y normativas que lo indican a nivel internacional, y de la misma manera como se realizan estos procedimientos en otras provincias del país como Quito, Guayaquil o Cuenca.

Reyes expone que las condiciones locales anteriormente no permitían realizar este tipo de cirugías, los pacientes debían trasladarse a otras ciudades del país. Sin embargo, el poder realizar un clipaje de aneurisma en la ciudad de Loja, da la oportunidad a que las personas que necesitan este tipo de procedimientos y que se encuentren bajo esta condición emergente, puedan acceder de forma rápida, pues de no ser así pueden fallecer.

Respecto a las complicaciones señala que son mínimas, no obstante, no las descartan y en el caso de presentarse, siempre están preparados con los mejores recursos para poder manejarlas.

En cuanto a la recuperación del paciente, explica que en condiciones apropiadas, en donde las cirugías son todo un éxito, se estima que entre tres o cuatro semanas el paciente pueda incorporarse a sus actividades normales.

El Dr. Marlón Reyes, en el campo de la neurología, se encuentra liderando la realización de este tipo de procedimientos en la provincia de Loja, expresa que trabajar con instituciones como Hospital UTPL, con categoría de tercer nivel de complejidad es clave, pues se encuentra dotado de equipos de última tecnología y de los mejores insumos que permiten brindar un servicio en óptimas condiciones a toda la zona sur del país.

Giovanny Negrete, neurocirujano de la ciudad de Guayaquil, quien también intervino en el procedimiento expone que, este tipo de patologías deben ser resueltas en la ciudad de residencia del paciente, siempre y cuando se cuente con la tecnología y los recursos médicos necesarios, para este caso se valoraron todos estos aspectos y Hospital UTPL ha permito llevar a cabo este clipaje de aneurisma, un procedimiento de los más complejos en la especialidad de neurocirugía.

Reyes explica que, pese a no existir estudios convincentes de la casuística real de la patología por aneurisma en Loja, el flujo de pacientes en diferentes clínicas y hospitales es frecuente. Indica que los aneurismas son congénitos, se caracterizan por una agenesia de la capa media y eso hace que las condiciones de flujos y turbulencias a nivel de la sangre compriman y generen esta formación de aneurismas. Como es una condición de tipo súbita, el aneurisma da síntomas propiamente cuando se rompe, en cambio que cuando no se rompe la condición clínica del paciente es silente. En estos casos, la mayoría congénitos, se sugiere revisar el árbol genealógico de la familia, visitar al médico y realizar una angioresonancia, así como prestar atención a síntomas como cefalea súbita, deterioro neurológico, náuseas, vómito o rigidez.

Finalmente, Reyes manifiesta que quienes sufran este tipo de patología y necesiten realizar este tipo de procedimiento, deben ser valorados previamente, realizando exámenes especiales que permitan disminuir todo riesgo y lograr que la cirugía sea totalmente exitosa.

 

SOBRE EL HOSPITAL UTPL

El Hospital UTPL inicia sus actividades el 3 de mayo de 2007 con el objeto de cuidar de la salud de las personas y a través de ello desarrollar la docencia y la investigación dentro de los más altos niveles de calidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *